INSPECCIÓN Y MONITOREO DE TUBERÍAS ENCAMISADAS

Morken provee de tecnología de ondas electromagnéticas que permite identificar estados de pre-corrosión y corrosión en los sistemas de tuberías encamisadas.

Los caños encamisados son por lo general un sistema enterrado compuesto por un tubo portador revestido que está suspendido de manera uniforme dentro de un tubo de mayor diámetro (camisa).

Estos sistemas están diseñados para proporcionar una protección estructural contra daños en la tubería portadora, roturas y corrosión externa. También, sin embargo, presentan un verdadero desafío para los encargados de la vigilancia de su integridad.

Se pueden desarrollar condiciones de corrosión dentro del entorno del tubo encamisado que puede afectar negativamente la integridad del tubo portador. Las anomalías causadas por corrosión externa son difíciles de predecir e identificar en el tubo dentro del caño camisa y se están haciendo cada vez más comunes en sistemas de ductos por su antiguedad.

Las empresas que se responsabilizan por la protección de las personas, el medio ambiente y la integridad, necesitan un programa compatible con la reglamentación que identifica corrosión y condiciones de corrosión antes de que la tubería sufra un daño significativo y ponga peligroso el medio.

La tecnología de ondas electromagnéticas es un sistema patentado para identificar estados de precorrosión y corrosión en los sistemas de tuberías encamisadas:

  • Se lanzan ondas electromagnéticas en el espacio anular entre el caño camisa y el tubo portador.
  • Las reflexiones de condiciones anómalas tales como agua, corrosión, cortocircuitos tubería-a-camisa y materiales extraños aparecen como curvas de reflexión específicas en los datos procesados.
  • Las anomalías se identifican y localizan en toda la longitud de la región encamisada.
  • Dependiendo de la configuración del sistema, la tecnología de ondas electromagnéticas puede normalmente inspeccionar todo un caño camisa en 90 minutos y varios caños camisa por día.
  • Por último, los cables (si previamente se han realizado las excavaciones y dejado instaladas las conexiones del sistema de ondas electromagnétias) se conectan a una bornera de un mojón del caño camisa de modo tal que toda futura supervisión reglamentaria que se requiera puede realizarse sin excavaciones.
La tecnología de ondas electromagnéticas proporciona una herramienta clave a las empresas para mantener un control permanente de sus instalaciones.